Implementando el Desarrollo Orientado al Transporte en Guadalajara

Ciudades Bajas en Emisiones

Implementando el Desarrollo Orientado al Transporte en la Zona Metropolitana del Guadalajara

Instrumentos de política pública y mecanismos de desarrollo urbano para transitar a ciudades bajas en emisiones es un proyecto financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en el marco del Programa para el Desarrollo Bajo en Emisiones de México (MLED), y desarrollado por CTS EMBARQ México e ITDP México, el cual tiene como objetivo apoyar a los gobiernos locales en la identificación de instrumentos de desarrollo urbano que ayuden a impulsar políticas de Desarrollo Orientado al Transporte que promuevan un desarrollo bajo en emisiones en las ciudades del país.

CTS EMBARQ México desarolló la calculadora de emisiones, y parte del supuesto de que el ambiente construido influye en la forma en que las personas que viven en ese ambiente se transportan. Con base en este supuesto, puede afirmarse que incorporar determinados criterios urbanos puede afectar las decisiones de movilidad de las personas para generar patrones de movilidad más sustentables, que a su vez derivan en menores emisiones de compuestos de efecto invernadero (CEI) a la atmósfera.

Se reconoce también que existen otras variables que afectan las decisiones de movilidad de las personas (factores económicos, demográficos, entre otros); sin embargo, bajo el alcance actual este modelo se diseña para considerar solo los factores construidos, y la incorporación de factores socio-económicos queda como una sugerencia para la futura expansión del modelo. En síntesis, la secuencia de efectos sigue la siguiente dirección:
 

Entorno Urbano -> Patrón de Movilidad -> Emisiones de compuestos de efecto invernadero (CEI)

Además de esta secuencia de efectos, la escala de los impactos depende de la cantidad de personas que sean afectadas por el entorno urbano, ya que serán éstas las que definan la escala del transporte utilizado y, por lo tanto, la de las emisiones. Por esto, esta herramienta utiliza como unidad de magnitud a una persona que representa al conjunto de personas que se rigen bajo un determinado entorno urbano. Esta persona modelo es un promedio de los patrones de movilidad de los habitantes de una zona y facilita ajustar la escala de los impactos urbanos; así como comparar los efectos de un entorno urbano con los de otros, o con una combinación de éstos. Siguiendo esta lógica se construye la estructura fundamental del modelo en cuestión.

Mantente Conectado

Regístrate para recibir noticias de WRI Ciudades

Recibirás noticias y anuncios de la red WRI Ciudades Suscribirse.